Recordar para no olvidar: Etnográfica conmemora Día Internacional contra la Violencia de Género

A través de los años, las mujeres hemos sido reprimidas, torturadas, violadas y depositarias de violencia. Aquí una breve nota.

El caso de las hermanas Mirabal fue el que dio origen al Día Mundial de la No violencia contra la mujer. Un asesinato serial a principio de los 60 terminó con la vida de Minerva, Patria y María Teresa. Sus cuerpos aparecieron mutilados en el fondo de un barranco en el interior de un jeep, el 25 de noviembre de 1960.  

Etnográfica se une a la conmemoración al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer. El 25 de noviembre, no es solo un día donde miles de voces femeninas se alzan para seguir luchando por mejores políticas públicas en relación a la violencia de género, sino que también, durante este año hemos visto como han ido aumentando los casos de feminicidio, violencia física y psicológica en los confinamientos de hogar ante la pandemia mundial, que hasta hoy seguimos viviendo.

Recordemos que, según el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, durante este año se han registrado 35 femicidios en Chile, mientras que la Red Chilena contra la violencia hacia las mujeres, establece 44 asesinatos, sumándole 9 casos más. Cifra que se ha ido incrementando desde el 1 de enero hasta el 18 de noviembre. Así también se refiere al tema Beatriz Vallejo, Psicóloga y coordinadora del Centro de la Mujer de la comuna de Peñalolén.

“Nosotros hemos tenido un alto número de derivaciones, que principalmente tienen que ver con el número 1455 (número del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género que está a disposición de las mujeres que solicitan ayuda en temáticas de violencia). Partimos el año entre 20 y 25 derivaciones y llegamos aproximadamente a 80 en agosto. Finalmente, enfatiza que, las dinámicas violentas se aprenden y nuestra sociedad permite que estas se instauren, además de ser perpetuadas. Las mujeres estamos expuestas diariamente a la violencia, desde tener sueldos más bajos, lidiar con los estereotipos en relación al genero binario, en vía pública, es decir, no estamos en igualdad de condiciones ni estamos en paridad de derechos frente a los hombres”. Explica.

Dicho esto, la violencia de género es un ataque que se da hacia las mujeres, como también a la diversidad sexual, por el contexto de un sistema desigual y patriarcal, en que se establece la subordinación de lo femenino y de las disidencias sexuales a través de la dominación y el control, en este contexto, Carola Naranjo nuestra directora ejecutiva y especialista en género y políticas de igualdad, señala “la violencia es la forma más brutal de discriminación contra las mujeres, y para poder enfrentarla realmente se debe trabajar por establecer una nueva forma de relacionarnos, un nuevo orden social en que prime la igualdad, la dignidad y las libertades fundamentales de todas las personas, de esa forma se erradica la violencia”, finalmente explica que,  “hoy estamos en un momento, en Chile, en que iniciamos un proceso ciudadano constituyente, en una nueva constitución debe quedar garantizado el derecho a una vida libre de violencia de las mujeres”.